Registrado en Safe Creative Safe Creative #1301030070926
Registro de la Propiedad Intelectual Expediente Nº 201399900106232
noviembre 2012
L M X J V S D
« Sep   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Entradas mas visitadas

Archivo mensual: noviembre 2012

Bodas de oro

 

” A nuestros padres Manuel y Conchi, 19 de Marzo de 1961-2011″

 

 

Se deslizaron amaneceres y ocasos en vuestra morada

de imperecedera luz en amor florecida

que brotó de vuestros ojos en cada mañana,

en cada suspiro, en cada momento de vuestra vida.

Celebrémoslo con todas las victorias y las derrotas,

con todas las presencias y las ausencias inmerecidas.

Pongamos en vuestras manos corazón, cuerpo y alma,

el recuerdo para nuestros ausentes, la gracia del destino

que os mantuvo unidos cincuenta años de senda compartida.

 

Hoy, lo festejamos todos, porque es nuestra la alegría

de ser fruto de vuestro amor, de ser siempre vuestra fantasía,

de ser vuestro orgullo en aquellas pequeñas cosas,

que creemos intrascendentes y para vosotros son maravillas.

Queremos brindar por los años que pasasteis con clemencia,

por las canas que os embellecen y os dan fuerza

para mirar atrás, para contener las lágrimas,

para quedarse solos cada noche y sentir que lo tenéis todo,

para miraros sin veros, para saberos cerca sin tocarse,

para amaros sin besarse, para hablaros con los ojos.

 

Queremos gritar que somos carne de vuestra carne,

carne que duele, carne que crece y aprendió a vivir,

carne agradecida a las caricias y dulzura de nuestra madre,

carne orgullosa de la honestidad y fuerza de nuestro padre.

Festejemos porque somos el sueño que soñasteis,

porque ahora nos toca soñar con vosotros;

porque siempre sentimos el calor de vuestros brazos

cuando otros fingidos abrazos perdimos,

y siempre aparecieron los vuestros, intensos y solidarios.

 

Porque vuestras mejillas soportaron pacientes

los golpes ignorantes de nuestro torpe orgullo

cuando nos creíamos dueños de este mundo,

y a vosotros, os veíamos equivocados y ciegos.

Cuando la vida nos enseñó además del fracaso,

que la verdad siempre es mediana y relativa,

y que los ojos viejos jamás miran de paso.

 

Festejemos porque estamos felices de teneros,

porque aprendimos a forjar esperanza en las penas.

Porque basta con juntarnos para tenernos,

porque siempre seremos sangre de vuestras venas.

Celebremos que hay brillo en vuestros ojos

viendo a los nietos que corren a vuestros brazos,

esperando vuestros hijos que tornan siempre a casa,

que mirando atrás sentís que la existencia es un trazo

dibujado en un soplo de aire furtivo que pasa.

Soñemos para aprender de vuestro gozo

que tan claro marca en la tierra la huella de Dios,

porque su llama os conserva cada día dichosos,

porque no todos los días son bodas de oro

ni todas las vidas …están llenas de tanto y tanto amor.

 

 

La Fuente Sorda

 

 

 

 

 

Fuente sorda, empedrada por delicada piel

rasgada de siglos dormidos en tu alzada,

tu fruto diáfano borbotea ligero desde el ayer

arrullando el tiempo en su morada.

 

Un caño se rompe en tus delicados pies

proclamando al oído tu origen críptico,

el orgullo de tu blasonado dosel

arrancado a la roca por artífice mítico.

 

Cuanta sed aplaciste de peregrino abatido,

cuanto sudor disipaste de pasajero mundano,

cuantas miríadas de horas curvaron tus manos

siempre oferentes de sereno y fresco vertido.

 

Quién pudiera contemplar los viejos tiempos

consumados desde tu torre albarrana,

los parajes confinados en aquellos momentos

de la noble Anduyar con su noble muralla.

 

Tú, la niña pequeña de tus muchas hermanas

quedaste varada en la esquina distante,

perdida, huérfana, con luto almohade;

solo te quedó la enferma y vieja Tavira

y en la noche callada el suspiro del rio grande…

Guadalquivir eterno que acoge en su sangre

la pena  desconsolada de tu letal herida

llevándose al mar las lágrimas vertidas

por tu angustiado corazón, que agoniza errante.

 

 

 

 

En mi condena

 

 

 

En mi adentros llevo a cuestas

una honda condena callada

presa en grillete de miedo, forjada

sobre crisol de brasas inciertas.

Sangro desde recónditas heridas

avivadas por la sal de un mar de lágrimas,

bebo del ánfora sin fondo de los recuerdos

ingratos…aquellos que lastiman

hasta el paroxismo el sensible pecho,

arrancándote en un estallido la vida,

enseñándote en un suspiro el infierno.

 

 

Una mañana bipolar

 

 

Hoy de nuevo llevo el alma a rastras,

abrí los ojos, levanté mi cabeza,

miré al techo y no sentí nada;

mis sentidos adormecidos

nunca se levantarían de esta vacía cama.

 

La inercia me incorpora, abro la ventana,

miro tras ella…como siempre fondos

de grises tonos, de yerma trama;

parpadeo, desenfoco la mirada

y torno lento hacia el mismo pasillo

que dejé anoche para encauzar otra mañana.

 

Vía crucis, llego al cajón de las doce horas,

dónde me visitan los frascos de píldoras

como cada día desde muchos años atrás;

una de estas, dos de aquellas y otra más,

descafeinado y puñado en seco a la boca;

deslizo la silla, me siento, miro la hora…

las dos agujas miran al cielo y yo a la par.

 

 

En el fin del mundo

 

 

 

Siempre vi la infelicidad del infame,

aquél que irrumpe a golpe de sable

con oídos sordos de fango

y mente muerta de asco;

asco a la vida que le lleva desatinado

a dañar corazones de fácil tacto.

 

Maldigo a aquellos que ensucian el aire

de turbias sombras, de palabras vanas

y sin sentido que no valen para nadie,

pretendiendo lacerar la natural pureza

del honrado que en sus manos cae.

 

Sueño con el tiempo de los justos

que alzarán su voz por fin,

rompiendo inercias en este mundo

feroz, inhumano, perverso y ruin;

vertiendo la  divina razón a mares,

la justicia vendada, la fuerza del sí.

 

Pasarán los años, las vidas y llegará el día

que los hombres empapen de esperanza

esta tierra que agoniza herida,

que la sed y el hambre serán una lanza

en la oscura roca de la historia prendida;

que Dios ande por las calles sin séquito

dorado y oscuro, sin coronas ni ángeles,

sin padrenuestros ni altísimos altares;

dónde reine la paz sin existir ejércitos,

sin desconsolados prisioneros, ni cárceles.

 

Entonces, habrá llegado el fin del mundo,

el desenlace real del bíblico Armagedón,

dónde se regenerará el Edén oculto

tras milenios de infiernos y sinrazón;

dónde un único universo será la gloria

y el único mandamiento se llamará amor.

 

 

 

Qué es la vida…

 

 

 

Qué es un suspiro… sino una ola de tu corazón

que arriba a la delicada margen de tu boca

alentando en la orilla de tus labios la pasión.

 

Qué es un sueño… sino un pulso de tu mente

que refleja el cándido estado de tu alma

abriéndose camino hacia tu anhelo durmiente.

 

Qué es un beso…sino la mayor palabra de amor

que surca el espacio desde tus venas

a las mías como dibuja el rayo su fulgor.

 

Qué es una mirada…sino una fresca rosa

que alimentada en tus entrañas

viste en terciopelo tus ojos de diosa.

 

Qué es una ilusión…sino un sin sentido

que liga a la vida mi voluntad

rasgada de ensueños incumplidos.

 

Qué es la verdad… sino tú ante Dios

que en mi cielo perduras eterna

sobre las estrellas, como única razón.

 

Qué es el dolor, sino un excelso latido

que inalterable golpea las almas

para bruñirlas en sumiso e incisivo filo.

 

Qué es el amor, sino una frágil flor

que se abre entre tus senos

esparciendo su cautivo fragor.

 

Qué es la vida… sino un suspiro del corazón,

un sueño de tu mente, un beso de amor,

una mirada de rosa, una ilusión sin sentido,

la verdad ante ti, ante Dios,

el dolor en un excelso latido,

el amor destilado de una frágil flor.

 

 

Hoy

Blog andaluz

 

 
 
«Andalucía por sí, para España y la Humanidad»