Registrado en Safe Creative Safe Creative #1301030070926
Registro de la Propiedad Intelectual Expediente Nº 201399900106232
Febrero 2013
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Entradas mas visitadas

Archivo mensual: Febrero 2013

Mi noche

 

Noche

 

 

Ojos, mis ojos se cierran

con los amaneceres,

poesía, mi poesía se entierra

con la alborada,

mi púlpito, mi tierra

es la noche, es mi ambiente,

mi fecunda hada

sin varita mágica, es ariete

de lucha intestina, de dulce llama

que fluye desde este corazón

herido en sus entrañas.

Mi noche…bendita estampa

sin coronas, sin diáfana agua.

Tú… ¡me das la vida y me matas!

 

 

 

 

De lo que fuimos, de lo que somos…

 

bonsai

 

 

 

De lo que fuimos, hoy quedan brasas

vaporosas coloreadas en escogidos grises,

de lo que sentimos, hoy en la memoria

se nos tiñeron de rosa nuestras almas,

de lo que lloramos, crecieron verdes raíces

tan profundas cómo nuestra bella historia,

de lo que nos deseamos, brotaron yemas rojas

llenas de vida, dóciles cómo quebrada hoja,

de lo que nos amamos, soñamos esperanzas

en cada noche, en cada mirada, en cada mañana.

 

¡Fuimos, sentimos, lloramos, deseamos, amamos!

somos fruto del sentimiento, lágrimas entre lluvia,

somos pétalos de flores arrastradas por el viento,

somos el ansiado deseo de la llama en el invierno,

somos ternura templada que se cierne sin lujuria,

somos pequeños mundos trazados en el tiempo.

¡Somos ambos uno solo, un átomo indivisible de amor

en el universo profundo de la gloria anticipada de un Dios!

 

 

 

 

Ven a mí… ¡vente!

 

Ve a mí

 

 

 

Ven a mí… ¡vente!

acércate,

no perdamos el tiempo.

Ven a mí… ¡vente!

abrázame,

que te espero

para amarte

como nadie antes…

con mi sangre,

con mi cuerpo

Ven a mí… ¡vente!

bésame,

¡No dejemos pasar este sueño!

 

 

 

La luna y yo

Selene

 

 

La luna me mira con sus ojos grandes,

con sonrisa difusa desde su triste palidez,

parece que me hablara de sus pasos errantes,

de su congoja negra de noches de ingravidez.

 

La siento hermana, la amo en la distancia,

a veces…me hace llorar al verla tan sola

en su retiro celestial, en su serena ansia

de garzos ojos, de tez suave de roja amapola.

 

Selene…perenne de milenarios otoños,

en mi pecho late tu pulso de corazón entregado

entre candiles colgados en la inmortalidad.

 

Selene…te brindo esta sangre mía en madroños

animada,  contigo muere esta alma a tu lado

mientras mis ojos extasiados se pierden en tu mirar.

 

 

 

 

A horas plenas, a horas vacías

 

A horas plenas

 

 

 

Me han dicho en repetidas ocasiones que soy un ser lúcido. No hace falta poseer varios títulos para serlo. Tal como lo vivo yo, al otro lado de la definición: las cosas encajan en tu cabeza y así las expones. Es un misterio cómo la cabeza trabaja y recibe esa luz, se ha estudiado por supuesto pero yo no noto lo que dicen esos estudios, percibo algo no material que crece y se forma y soy capaz de sacarlo de mí. A veces, tengo que meditar antes de dar una opinión, rebuscar en mi mente esas luminarias  y no dejarme ni una, es como formar un enrevesado puzle y eso siempre me gustó.

 

Tengo ideas brillantes, o absurdas, o ambas cosas, creativas o no. Ante la misma premisa recibo dos reacciones: una la apoya y celebra esa aportación, otra me dice que estoy “ido” y me desacredita por completo… idea y persona en el mismo paquete.

Los bipolares somos seres lúcidos. También se dice eso de aquél que presume de tener una cabeza bien amueblada u ordenada. ¡Qué curiosidad!, se han apreciado diferencias en los cerebros de bipolares respecto al cerebro “sapiens convencional”. Si esto es genético, debemos ser mutantes, o una variedad, como lo llamen. Y lo jodido…lúcidos, cabezas pensantes y juicios sólidos, ergo no somos menos “sapiens”.

 

La inteligencia dice “calla”, pero las impresiones traicionan, ese es el problema bipolar, el no poder controlar las emociones.

Por lo “vividohasta la fecha, hay dos lapsos que pueden presentarse en la vida de un bipolar, en ambas la lucidez se disipa. Estos se ubican en los puntos más alejados de los extremos, de los polos. Por arriba y por abajo, el paciente piensa que es consciente pero su pensamiento y noción sobre la realidad están distorsionados por un desequilibrio químico cerebral, una brecha, ya sea maníaca o depresiva.

 

Y particularmente yo lo recuerdo todo a la perfección: Unas veces, sentía que me iba a estallar la cabeza por la desmesurada intensidad del flujo mental, no dormía porque las ideas venían y se entrelazaban creando inverosímiles fábulas que explicaban mis actos y hasta mi propia vida. Otras, la sombra se apoderaba de mí y no atinaba a articular ni una sola palabra, ni andar sabía, ni tan siquiera pasaba  por mí el tiempo… estas son las páginas en blanco de mi existencia.

Esas son las dos caras del espejo… una cóncava, otra convexa. Yo he entrado por ellas y ahora en presente, puedo decir que he conocido en vida lo que es el cielo y el infierno.

 

La gente no concibe cómo una persona lúcida puede estar enferma, precisamente, por algo “en la cabeza”. Hay muy pocos que entiendan que el enfermo no “está mal de la cabeza”, tiene algo que no le funciona, pero ese algo no es la inteligencia. La inteligencia está ahí y no se toca, ni la medicación lo hace cuando no es agresiva.

El trastorno bipolar es, mil veces habrá que decirlo y diez mil repetirlo, la enfermedad de las emociones, de la tristeza, de la alegría, del sufrimiento, de la empatía; cómo no…del éxtasis y las tribulaciones de Santa Teresa y San Juan de la Cruz; emociones lúcidamente experimentadas como cortes limpios de cuchilla en la mente, que pueden ser racionalizadas, pero que yo no puedo explicar.

 

Ya han pasado doce años en terapia y ese es mi trabajo. Llevo muchos años, muchos días, muchas horas en ello, aquí…a horas plenas, a horas vacías.

 

fp

 

 

 

 

Mi luna se calla

 

el-beso

 

 

 

Cuándo miras, tus ojos retumban en los vacios,

la luz desvaría en tus pupilas sienas y oro,

el universo se vuelve del revés, se rompe el tiempo,

el aire se arremolina en torno a tu lagrimal de rocíos

limpios como jaspe, radiantes, cargados en su aforo

angosto, dulces como melodía de caoba y refinado cello .

 

Cuándo lloras, tus ojos se duermen en la tristeza,

los veneros de tu alma se secan como hierba

en el estío, se cierran los cielos sobre tu mirada,

la noche se viste de gala, el lucero temprano te reza

para que enciendas de nuevo el fuego de su pureza,

el río se para a observar a su madre, a su florida hada.

 

Cuándo besas, ¡mujer cuándo besas!… el mundo se para,

el color grana explosiona  en tu sonrisa de rosa gitana,

se conmueve Dios, se adivina la creación… ¡mi luna se calla!

 

 

 

Hoy

Blog andaluz

 

 
 
«Andalucía por sí, para España y la Humanidad»