Registrado en Safe Creative Safe Creative #1301030070926
Registro de la Propiedad Intelectual Expediente Nº 201399900106232
Abril 2013
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Entradas mas visitadas

Archivo mensual: Abril 2013

Rosa dorada (Sevillana)

 

Aniversario Rosa de oro

 

 

 

Vengo a cantarte Andújar

cuna de mis mayores,

tierra de mis amores

que el corazón embruja,

con tu verbo enamorado

por el fervor a María,

de un hijo encandilado

con tu eterna romería.

 
Ocho siglos en la historia de tu vida divina,

ocho eras de gloria bajo el altar de una encina

engalanada de jara en tu cumbre madrina.

 
Noches de rezos y ensueño, candiles y estrellas

a tu lado mis deseos, camino y senda,

aroma de azahares, entre cielo y tierra.

 
Testigos del tiempo, soles y lunas,

que en crisol del cerro fraguaron en tu templo

una rosa dorada, como Tú ninguna.

 
Mi Virgen de la Cabeza, lucero de la mañana

el azul de tus ojos mira a Sierra Morena

vestida de primavera, cantando por sevillanas.

 
Con mi alma peregrina, serranía, serranía

hasta el final de mis días,

soñaré con tus senderos cada año en romería.

 

 

 

Al ver Tu cara morena (Sevillana)

 

Cara Morena

 

 

 
Y será como un sueño al llegar un nuevo abril,
en mi mano tu pañuelo,en mi pecho un sentir

que me trajo por el camino hasta tu camarín.

 
Entre vivas y oraciones bailaran tus andas

al son de las canciones que tu pueblo canta,

cuajados los corazones de tu gracia santa.

 
Y al redoble de campanas que a gloria llaman

besarán pétalos de rosas tu trono plata

¡anderos al cielo con Ella, levantad el alma!

 
Y se abrirá en tu mirada una fuente, una flor

que nos sacia la sed y nos aroma el corazón,

¡Salve Virgen María por la gracia de Dios!

 
Y al ver Tu cara morena Te susurraré una Salve

y cantaré de alegría,

Soberana y Reina Madre, consuelo del alma mía.

 

 

 

El despertar del amor

 

chopera

 

 

 

Aquellos chopos verdinegros

ocultaron un día nuestro amor,

la hojarasca gritaba bajo nuestros cuerpos

que se apretaban volando como aspas de molino

bajo el azul cielo y su padre sol.

 

Sus copas alargadas velaban el desatino

de tardes encajadas entre besos incompletos,

la música de mil pájaros soñadores

se refugiaba en nuestros abrazos repletos,

en nuestras bocas derretidas de sabores.

 

El murmullo liquido del cercano río

se confundía por la brega de la pasión desenfrenada,

por el latido desordenado de nuestro brío,

por la ciega devoción de aquellas miradas

quebradas de pasión, de ilusiones frescas,

de rubores ensortijados, de azarosas madejas

de deseo sin límite, ardientes como fuego

azul añil, como ráfaga de flama en el viento.

 

Aquellos chopos verdinegros

ocultaron un día nuestro amor,

aún nuestras sombras se proyectan con tesón

entre sus troncos, entre la hierba fresca,

entre las amapolas tenues de roja fresa

entre tu boca y la mía, entre tu pelo y mis manos,

ya pasaron muchas tardes, muchos años.

 

Ya el río cambió su espejo por otro más frio,

las sombras se ocultaron bajo el tiempo

dónde se amaron entre tardes de dulce miedo.

¡Qué lejanos parecen de los pájaros los trinos!

¡Qué vieja aquella arboleda, que seco aquél suelo!

¡Qué mustias las amapolas, qué secas las secas hojas!

¡Qué toscas las acacias, que claro tu negro pelo!

¡Qué muda la tupida fronda, que gris este discontinuo cielo!

¡Qué descarnada quedó aquella encantadora canción!

Aquellos chopos ahora se tornaron aposentos negros,

dónde cautivo quedó mi ensueño… ¡marcado a fuego mi corazón!

 

 

 

El humo

 

cigarrillo_humo

 

 

 
El humo, ¿qué sortilegio contiene?

¿qué cenicienta hada lo expele?

¿qué burda  abstracción lo envuelve?.

Siempre ahí, sitiando mí espacio

con su columna aleatoria bulle despacio 

desde mi pecho tejido de lienzo grisáceo,

alimento de sierpe, inclemente carcelero

que en cepo de ondas me quema por dentro,

niebla cansina que crece desde erial desierto

como adalid me llevas por la senda del céfiro

enfurecido que sopla y sopla negro, muy negro.

 

Yo te trago, te ansío como dragón sin alimento,

yo te temo como a la muerte, como a la vida

inclemente… pero sólo me callo, sólo me espero.

Mientras vas degollando mi aire que se amotina

sin remedio, que tañe la campana del socorro

sin consuelo. ¡Qué humo más fiero, qué hondo,

qué frio, qué  indómito perro, qué etéreo ogro!.

Ya… me siento herido, ya me libaste completo,

ya no encuentro cura, ya me atestaste a fondo,

mi defensa no terció nunca, se rindió hace tiempo.

 

 

 

Esta vida mía

 

Esta vida mía

 

 

 

Esta vida mía es voluble, a veces ríe,

a veces calla, otras se torna apagada,

pero siempre me habla, siempre me dice

lo que no quiero oír o lo que me encanta.

 

Anda loca por ahí imaginando castillos en el aire,

siempre a su libre albedrio, nunca constante,

la gente me lo cuenta al oído para que no se enfade,

pero ella no cede, se rebela insumisa a cada instante.

 

Y es que no sé amarrarla porque vive libre,

porque se ausenta de mí en cada respiro,

se marcha sin darme cuentas, sin sigilo,

le da igual que sueñe, le da igual que calle.

 

Me cansa seguirla por todas partes,

mientras se escabulle sagaz, incansable,

la vida que yo llevo se sale de mí sin preguntarme,

vuela sin destino, surca el viento indomable.

 

Esta vida me asusta, esta vida en mí arde,

unas veces se me hospeda, otras me deshabita,

así vivo arrinconado, así reviento de ansia

¿Qué hago si no consigo asirla ni trabarla?

No puedo ni sé  hacer nada, nada, nada

…al menos al corazón lo envolví muy dentro del alma.

 

 

 

Resbalé entre palabras

 

palabras

 

 

 

Resbalé entre palabras y cayó mi pluma

al suelo, se rompió su punta de fino acero,

el papel quedo viudo entre tinta y féretro

 

Mi sueño se durmió en la vaga nube de un cielo

blanco y distante como estrella rojiza y lejana,

mi mano y mis dedos se sintieron sin credo,

quedó huérfana  y silente su hermana el alma.

 

Mi verso se vistió de luto, la luna rompió en lágrimas

El día se hizo noche rota, el brillo del cercano lucero

se disipó para siempre tras el silencio del universo.

 

 

 

Hoy

Blog andaluz

 

 
 
«Andalucía por sí, para España y la Humanidad»