Registrado en Safe Creative Safe Creative #1301030070926
Registro de la Propiedad Intelectual Expediente Nº 201399900106232
octubre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Entradas mas visitadas

Mis poesias IV

A La Macarena

 

macarena

 

Tiene la Macarena un semblante de azahares,

una cara morena que deslumbra en sus chicotás,

un ángel vestido de Sevilla que irrumpe en sus pesares,

una gota de rocío que se desliza en su caminar.

 

Tiene la Macarena un alma de rosa que huele a rosal,

un vestido de oro que cubre al sol en su despertar,

un pasar sostenido que anda sin andar,

un verso dormido en sus ojos llorosos que duelen al pasar.

 

Ay, Macarena, te sueño en la dulce madrugá

en la Resolana, en tu arco, en tu guardia acorazá

te canto y te añoro porque eres paloma sin igual,

sustento de esta alma que llora a tu sereno rasar.

 

Macarena, Macarena, para mí tu redoble, tu majestad

tus ojos vidriosos, tu dorso cautivo, tu rostro es la verdad,

la noche sin nombre, la pasión compungida, el día sin final,

Macarena de Sevilla, eres giralda que anda, catedral, catedral.

 

 

Amapola

 

amapola

 

Tú, débil amapola

engarzas un sol en tu corazón,

en tus pétalos llamaradas de atardeceres,

tu tallo verde como la vida

realza la frágil sonata de tu canción.

 

Llevas en tus entrañas

el asombro de mil lunas,

la vehemencia de la belleza más sencilla,

el sopor enigmático de la brisa nocturna,

una luz infatigable de roja mantilla.

 

Amapola, más que una flor

eres castañuela, guitarra,

pasión, espuma de ola,

alma de zambra gitana,

púlpito de gloria serrana,

sutil estela, amor,

ternura que se desgarra.

 

 

 

A mi alma

 

A mi alma

 

 

Alma, pasa a verme,

que desnudo me encuentro

en este erial ingente

donde se seca mi aliento.

 

Alma, te echo de menos,

lánzame una ráfaga de tu viento

para que vuele sin freno

por estos cielos que ausento.

 

Alma, vuelve a mí,

donde lloran con sentimiento

estos ojos antes de colibrí

que ahora son senil lamento.

 

Alma, cúbreme de luz,

alma, vísteme de sol,

alma, coloréame de azul,

alma, lléname de amor,

siémbrame, riégame

para que surja la febril rama

del consuelo, escúchame,

alma, alma, alma.

 

 

 

Amor de fragua

 

Fragua

 

 

Amor florido,

brisa candente,

albor encendido,

comparece, ven a verme.

 

Estallido de sol,

recóndita estrella,

aria de dulce tenor,

corazón que trepida sin espera.

 

Apacible droga,

ansia intratable,

deseo inescrutable

que dobla en campana que arroba.

 

Asedio y destierro,

llamarada grana,

escoplo ligero,

magna algarada que aguarda.

 

Amor, amor, amor,

cetro de un reino, Dios

que camina por tierra,

metralla que me traspasa

dejando su huella en lumbre de fragua.

Amor… mi amor,

empújame, ahógame suavemente en tus aguas.

 

 

 

Alma de poeta

 

Luna de poeta

 

 

Alma de poeta,

crisálida de rosa vespertina,

espadaña de asceta

que se erige diamantina.

 

Surco sobre la tierra

que araña el desahogo

del alma frágil e inquieta.

 

Bordura de sentimientos

encriptados en un instante

sobre el intangible aliento.

 

Alma de poeta,

rosa del desierto,

luna que gotea repleta

en la noche de los tiempos.

 

 

 

No pudo ser

 

déjame

 

 

¡Hola! ¿Dónde vas?

¡Aguarda, espérame!

¡No te vayas, no me dejes!

Bueno…déjame.

 

 

 

 

 

Hoy

Blog andaluz

 

 
 
«Andalucía por sí, para España y la Humanidad»