Registrado en Safe Creative Safe Creative #1301030070926
Registro de la Propiedad Intelectual Expediente Nº 201399900106232
octubre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Entradas mas visitadas

Musarañas, recopilatorio nº 5

 

 

musarañas 5

 

“El dulce y templado sol de otoño sigue tus pasos, te borda en las mejillas un trazo de rosas, abriga en ti el sopor de la primavera dormida, dibuja en tu pelo un ligero fulgor de sienas inflamados. En tanto, mis labios sólo balbucean reiteradamente la más primigenia palabra… amor. En tanto, mi miedo se hace palpable y me interroga… ¿Hasta cuándo?”

 

“No me acaricies que me inundo, no me beses que me pierdo, sólo dime un te quiero y ya no será mío este mundo.”

 

“Cuándo me sienta morir quiero emborracharme y sentir que la noche y el día no me preocupan, para advertir que no existen ni luces ni sombras, para dejar atrás el miedo e ignorar la suerte, para romper los lazos del amanecer y la tarde y la noche. Cuándo me sienta morir sólo quiero partir tranquilo y sumergirme en la posada de la paz y no despertar nunca jamás. Morir es dejar de soñar y vivir en la luna.”

 

“A veces, me dejo arrastrar por esa noche que a todos nos ahoga alguna vez. El tempano gris de la melancolía prende entre mi mente y mis manos, sólido como la piedra, afilado como cuchilla que hiere la piel. Todo se resquebraja cual hoja seca que se mantiene inane en la tierra y suspira entre sueños por el alma verde que un día se alojó en la altura. Entonces, una mustia rosa me recuerda que lo más bello nunca es eterno y que la luz de nuestros días es efímera. Entonces, creo en Dios.”

 

“Te llevaré sentada en mis palabras mientras tenga aliento para escribirte, te acariciaré con los acentos, te cubriré con impetuosas metáforas engalanadas de azules cielos y mi poesía te reverenciará como agua al torrente incansable que se nutre de la lluvia. Hoy y siempre mi luz germinará intensamente verde, porque el sol que alimenta mi alma siempre brilla en primaveras encadenadas que levitan sosegadamente en el tálamo florido de una sencilla canción de amor.”

 

“Iré tras de ti surcando los vacíos que nos llevan al otro lado de los desencuentros, te amasaré el alma con mis sentidos y nunca jamás te dejaré marchar por mucho que te pierdas en las frondas sombrías de las acechantes desilusiones. Mi vida dejaré en ello, también este corazón que cuenta su tiempo con tus encendidos latidos.”

 

“Dime que me quieres y a través de mis ojos escucharas tu amor”

 

“La fortuna es una entelequia, sumamos destinos, nos perdemos por caminos inciertos, acumulamos sabores dulces que nos va regalando la vida, cruzamos por el tiempo sin mirar a los lados, soñamos, despertamos. Un buen día nos impregna el sol con su radiante dádiva, otros se nos cae la luna encima. Todo llega pero nada se mantiene a nuestro lado, somos fuego que nos recubre, pero también polvo, tierra que nos sepulta.”

 

“Nunca calló mi corazón, siempre se mostró vehemente ante las flores o las hojas caídas, tronó en las vertientes, en las cimas, en las honduras. Por ello, lleva en su piel mordidas, cicatrices y luces escondidas. Viejo es que se lame sus heridas, que rompe lanzas de estíos y reclama en las noches a la luna. Solo le queda amor que dar, arietes de lucha, alas de alturas, arengas de verdes banderas que laten en cielos de dudas.”

 

“Tus ojos me hablan, añoran nuestra juventud, nuestros desvelos. Cuando lo hacen sólo me queda bajar los míos fuertemente y aprisionar tu mirada en la cárcel de mis párpados, así tu brillo queda preso en mi retina y los pájaros de tu contemplación vuelan risueños en el pequeño cielo de mis recuerdos.”

 

“Caminé por las sombras tanto tiempo, hurgué en mi soledad tan adentro, tantos días fueron noche desde mi singular otero… que ya se me cerraron las manos y fallecieron mis dedos, que mis alas quedaron enfermizas y se ciñeron a mis huesos. Hoy la nube de una tormenta eterna eclipsó mis ojos y los convirtió en hondas lagunas, desde donde sólo germinan lágrimas y ruegos.”

 

“En otoño las hojas no caen, vuelan; buscan la aventura que se les niega en las altas ramas y en su descenso sueñan con abrazar la tierra. Así son las almas cuando les llega su final, procura estar en paz cuando te alcance el otoño de tu vida.”

 

“Los días se me van de las manos, quedan arrebatados por el tiempo en su voraz cuajo. El hoy es el tiempo de amar, no mañana, no. Amar es un sueño que se alimenta día a día, que discurre veloz y puede ser efímero; un beso es más que un momento, una sonrisa más que un anhelo, dos corazones latiendo a la par más que un universo. Buscar el amor es perseguir a ese dios que tanto rehúye de nosotros en este mundo, es luchar por vivir una sola vez, es desdibujar la oscuridad para salvar tu existencia.”

 

“Una sonrisa se deslizo por la comisura de tus labios, cuajada de miel, envuelta en papel de plata…era un sí humedecido que brotaba del brillo de tus ojos, una espiga de oro antes cautiva en tu alma. Mis dedos corrieron a sujetarla y se impregnaron de tu candidez. Desde entonces el resplandor de la luna se hizo más presente y llovieron plácidos amaneceres en mi pecho, este pecho henchido de blancos corceles, donde nunca anocheció.”

 

“Una luz se perdió en el horizonte, llevaba efluvios de almas perdidas, sonaba a adioses de letras acurrucadas sobre sí mismas. Era el lloro de los clementes, de los desesperados, de aquellos que sueñan mirando a las estrellas con la libertad.”

 

“Me dices…ven a mí
me propones… ven aquí
me reduces… ven para aquí
me seduces… voy por ti
me cuestionas…solo así
me confundes… llegas a mí
me enamoras… siempre sí, sí, sí.”

 

“El poeta es un animal raro… a veces crece, a veces mengua como la luna solitaria. Su luz se atrofia por momentos, queda presa del tiempo pasajero. Canta unas veces, otras llora, pero nunca se muestra imperecedero. Quizás su alma sea tan inestable como la escarcha que depende del viento. El poeta nunca calla en silencio, sus poros palpitan palabras, sus manos se agitan ante la vida histriónicamente, su voz se llena de aliento ante el amor volcánico que surge desde la tierra más inhóspita, vive la muerte cada día y cada día renace como el ave fénix.
Yo digo: el poeta es un granito de arena que se revuelve hacia el mar, que rompe la quietud de la piedra y como ella calla y como ella sueña.”

 

“Mi murmullo va por dentro, el silencio me alimenta, las mariposas ya no salen a mi encuentro y se posan en el vacío que me ausenta. Necesito tiempo para hurgar en las palabras, para alcanzarlas en su desbandada. En tanto, asomado estoy en mi espadaña y mirando hacia abajo contemplo la noche descarnada, sin luna ni estrellas, afilada como inclemente espada.”

 

“Ya no canto porque mi garganta quedó seca, seca de humo, de semen bruno, de gigantesca flaqueza. La marmita de mis conjuros se vació completa y sólo recuerdo con tibia añoranza los versos que surgieron desde el umbral oscuro y la desierta angustia del poeta”

 

“Me deshago en la corriente del tiempo y mis manos no logran asirse a la realidad, me fundo como cera que arde en las horas que bailan a mi alrededor. Qué difícil es la vida, qué sortilegio la confunde, cuánta noche la contiene, cuánto día la desvanece. Vivir es sueño y pesadilla, consuelo y desdicha, es una nube que a veces nos alcanza, una luz que nos amarra a la tierra sin raíces y que escarba muy profundo en nuestro corazón”

 

“Si te doy una silaba me complaces con una palabra, si te nombro repites mi nombre mil días, cuando callo tu sonrisa enmudece, si escribo tú enalteces mi poesía, cuando sueño tú te viertes en mi fantasía, cuando te miro tú me abrasas con tu vista, cuando te amo, tú me amas sin límite, si por ti existo tú me regalas por y para mi todas tus vidas”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy
Blog andaluz

 

 
 
«Andalucía por sí, para España y la Humanidad»